Polémica en el Vaticano por la atribución a Benedicto XVI de un libro a favor de no cambiar el celibato



La atribución al papa emérito Benedicto XVI de la coautoría de un libro con una fuerte defensa del celibato disparó en las últimas horas una fuerte polémica en el Vaticano, luego de que el cardenal Robert Sarah rechazara haber manipulado al religioso alemán y confirmara que fue el propio Joseph Ratzinger quien revisó y autorizó la publicación.

Sarah se defendió hoy de las acusaciones de manipulación que le hizo el entorno de Benedicto XVI a última hora del lunes y afirmó en un comunicado que Ratzinger no sólo autorizó la publicación del libro, sino que fue el propio purpurado quien, en persona, obtuvo el aval del papa emérito.

Según el cardenal, le envió a Ratzinger el 19 de noviembre las tapas del libro, la introducción común, y todos los textos que formarían parte de la obra. 

Siempre de acuerdo al relato del purpurado, Ratzinger le expresó su “gran satisfacción por los textos redactados en común”, a través de una carta fechada el 25 de noviembre en la que Benedicto XVI escribió sin ambigüedades: “De mi parte, el texto puede ser publicado en la forma prevista por Usted”.

En el pasaje que había causado más controversia, Ratzinger escribió: “Creo que el celibato tiene un gran significado y es indispensable para que nuestro viaje hacia Dios siga siendo la base de nuestra vida”, según el párrafo atribuido al alemán en el libro ‘Desde el profundo de nuestro corazón’.

Sin embargo, el entorno del pontífice emérito, de 92 años y en frágiles condiciones de salud, desmintió este lunes a última hora de Roma que el pontífice emérito fuera el autor de las líneas que se le atribuyeron.

La desmentida puntualizó también que, desde que renunció al pontificado en 2013, Ratzinger nunca firma sus obras como “Benedicto XVI”, sino que agrega su nombre alemán, Joseph Ratzinger.

El propio Ratzinger, en su última entrevista dada a conocer el 5 de enero a medios alemanes, planteó: “Soy un hombre anciano al final de su vida. Solía tener una gran elocuencia, ahora ya no funciona”.

“Profundamente abyecta”, consideró Sarah a la polémica creada cuando desde el entorno de Ratzinger intentaron minimizar la participación del papa emérito en el libro que saldrá mañana a la venta en Francia.

La revelación de parte de Sarah de tres cartas intercambiadas con Ratzinger en septiembre, octubre y noviembre de 2019, más la revelación de un encuentro privado en el monasterio en el que el papa emérito reside dentro del Vaticano, ponen en tela de juicio la desmentida del entorno de Benedicto.

“Afirmo solemnemente que Benedicto XVI sabía que nuestro proyecto tomaría la forma de un libro. Puedo decir que intercambiamos varias pruebas para establecer las correcciones”, había sido la primera reacción de Sarah a última hora del lunes.

“Los ataques parecen implicar una mentira de mi parte. Estas difamaciones son de gravedad excepcional. Doy esta noche las primeras pruebas de mi estrecha colaboración con Benedicto XVI para escribir este texto a favor del celibato”, agregó Sarah.

La obra de la polémica saldrá a la luz a semanas de que Francisco publique su exhortación sinodal con las conclusiones del Sínodo amazónico de 2019, en la que podría incluir una apertura a la abolición del celibato para casos puntuales.

“No puedo callar” antes esta posibilidad, agregó Ratzinger en su texto, de acuerdo a la pre publicación que hizo el diario francés Le Figaro este domingo.

En el libro, Benedicto y Sarah reconocen que la motivación para la obra fue el Sínodo dedicado a la Amazonia que convocó Bergoglio en octubre pasado y luego del que los obispos le recomendaron al actual Papa avanzar con la posible ordenación de hombres casados para algunas zonas con poca vocación sacerdotal.

“En los últimos meses, a medida que el mundo ha estado resonando con el alboroto creado por un extraño sínodo mediático que ha prevalecido sobre el sínodo real, nos hemos visto, nos hemos encontrado”, agregaron Ratzinger, de 92 años, y Sarah, de 74.





Fuente

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *