¿Qué deberíamos decirles a niños y niñas para protegerlos del abuso sexual en la infancia?



“Cuando les decimos a los niños y niñas que el abuso sexual es lo peor que les puede pasar en la vida, los predisponemos a que, si les ocurre, lo vivan como un episodio extremadamente traumático”, asegura el psicólogo Gabriel Cartañá, y desarma los consejos que habitualmente se dan a los hijos para intentar prevenir que sean víctimas de un delito semejante. 

En el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los niños, niñas y adolescentes, Cartañá describe los consejos que considera más adecuados para abordar la problemática, y entre ellos considera primordial desdramatizar la situación para evitar el silencio. 

“Los padres decimos varias cosas para tratar de prevenir el abuso en nuestros hijos, y la primera mala noticia que quiero darles es que no se puede prevenir”, apunta Cartañá, y sostiene que lo que sí se puede hacer es reducir las probabilidades de que sea un abuso sostenido y recurrente. 

Gabriel Cartañá, psicólogo.

“Es muy difícil lo que propongo, pero tenemos que decirles a nuestros hijos que si alguien abusa de ellos, no es algo tan grave. Y con eso no digo que sea un delito menor ni mucho menos, digo que si lo abordamos así, y si les ocurre, no van a vivirlo de manera tan traumática”, argumenta. Y agrega: “El evento no es sólo el evento en sí, sino la significación que le damos”. 

¿Qué decirles?

Cartañá propone algunos tips para hablar con niños, niñas y adolescentes sobre el abuso sexual en la infancia. “Deciles que nadie debería tocarlos, pero que puede ocurrir, y que si ocurre no es tan grave. Que no lo voy a retar, que no voy a hacer nada malo, sólo ayudar para que no vuelva a ocurrir”, aconseja. 

Para Cartañá, decirles que “nadie puede tocarlos” pone a los niños en una situación de responsabilidad frente a un abuso. “Si alguien los toca, sienten que desoyeron una orden, que hicieron algo malo, que tienen la culpa, que van a ser retados y por lo tanto, no lo cuentan. Callan”, dice. 

“Reforzar que siempre pueden contar y compartir los que les pasó, porque como padres no vamos a hacer nada malo, sino decirle a esa persona que no lo haga más porque no está bien”, dice Cartañá, es otra manera de disuadir la culpa, la vergüenza y el silencio. 

“Si pensamos que el 70 por ciento de los abusos son intrafamiliares, hablamos de gente que es querida por el niño, y que no va a dejar de querer porque lo haya tocado, y no quiere que maten o manden a la cárcel a esa persona”, agrega. Y remarca: “Claro que lo voy a denunciar, pero el niño no debe saberlo, hablarles en tono relajado evita que caigan en el silencio”. 

Tips

  • Desdramatizar: “Nadie debería tocarte, pero puede pasar”. 
  • Pedir que lo cuenten: “Vos contamelo que yo no voy a hacer nada malo, solo decirle que no lo haga más, que no está bien”. 
  • Eliminar la culpa: “Si pasa, yo sé que no es tu culpa, y no te voy a retar por eso. Vos no sabías lo que te iba a hacer, no lo pudiste evitar”.
  • El niño no debe saber que vas a denunciar a esa persona. 





Fuente

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *