Alberto Fernández arrasó en el Conurbano pero no invitó a los Intendentes a subirse a los festejos


Hay una zona del país, la más poblada, que terminó de hundir las chances reeleccionistas de Mauricio Macri y colocaron a Alberto Fernández en el sillón de Rivadavia: El Conurbano bonaerense. La ventaja del candidato del Frente de Todos sobre el de Juntos por el Cambio es de 1.861.310 votos una distancia que se explica gracias al apoyo que exjefe de Gabinete recibió en el conurbano.

Solo en la Primera y Tercera sección electoral, Fernández cosechó 1.536.951, es decir, 354 mil votos menos que la distancia total a nivel país entre ambos. Distritos populosos como La Matanza, Ezeiza y Quilmes, donden el kirchnerismo logró victorias categóricas gracias a la campaña de sus candidatos a Intendente, motorizaron el triunfo del Frente de Todos en las urnas. 

En la Tercera Sección Alberto Fernández obtuvo el 59,61% de los votos, contra el 28,29 por ciento del macrismo, una diferencia de 1.022.626 millones de electores, cuando la distancia total entre ambos fue de 838 mil votos. Solo en La Matanza, el kirchnerismo ventajó a Macri con 306.889 votos. A su vez, en Lanús, Ezeiza y Quilmes, Todos obtuvo el 53%, 60% y 55% respectivamente.  

En cuanto a la Primera Sección, Fernández obtuvo el 51,78% de los votos, contra el 35,85 de Macri. Una diferencia de poco casi 500 mil votos. En Tigre – con el apoyo de Massa y Zamora- Fernández cosechó el 50,85% de los votos, contra el 36,06 de Juntos por el Cambio. En Escobar, donde Ariel Sujarchuck consiguió una holgada, Fernández sumó el 66.04 % de los votos y Macri el 32,99.

Pese al triunfo clave en todos estos distritos que le permitieron ganar el país en primera vuelta, Alberto no invitó a ningún intendente bonaerense a sumarse a los festejos en el escenario del Frente de Todos. Fernando Espinoza (La Matanza), Alejandro Granados (Ezeiza), Mayra Mendoza (Quilmes), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Julio Zamora (Tigre), brillaron por su ausencia. 

Según pudo saber LaNoticia1.com, hubo malestar dentro del entorno de algunos alcaldes, principalmente de la Tercera, por la falta de reconocimiento a un enorme trabajo territorial que posibilitaron la victoria. Ni siquiera Sergio Massa, que si subió al escenario, fue nombrado durante los festejos y se lo vio sin protagonismo, parado detrás de Cristina, Alberto y Kicillof.  

Por el contrario, en el escenario del búnker de Todos en Costa Salguero se vieron distintas personalidades que lejos estuvieron de aportar directamente a la sumatoria de votos durante la campaña, como los referentes de La Cámpora Máximo Kirchner, Eduardo “Wado” De Pedro y el “Cuervo” Andrés Larroque, que participaron de los festejos casi atribuyéndose la victoria.    





Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *