Carlos Campos, sobre Fernando Moreira: “No pidan que sea un Katopodis bis, será con su impronta”


Carlos Campos es un histórico dirigente del peronismo de San Martín. Y durante muchos años compartió ruta con el actual intendente Fernando Moreira, que asumió el cargo luego de que Gabriel Katopodis asumiera como ministro de Alberto Fernández.

LaNoticiaWeb entrevistó en Radio Urbana BA a Campos, que dio definiciones sobre las cualidades del economista.

¿Quién es Fernando Moreira?

Lo conocí en una interna, armábamos con César Chaher el equipo técnico. Y me lo enchufaron a mí. Un conocido me dice que dos profesionales querían ayudar y cooperar. Y ahí lo conocí. En seguida me di cuenta que es de una inteligencia… yo admiro a los inteligentes. No me junto con los tarados. Y ahí nació una amistad. Perdimos, pero no recuerdo qué elección, creo que 1991. Ahí seguimos juntos. Él trabajaba en el instituto Ferroviario, como economista, que es su profesión. Estaba para hacer informes. Un día le piden uno desde la Presidencia. Cuando la lee el presidente, le dicen que la hizo un empleado de abajo. Ocupó la oficina de al lado del presidente hasta que se fue del instituto. Después entramos con Briozzo al bordonismo, una experiencia fallida. Ahí conocí a Guido Lorenzino y después a Katopodis. Después fuimos al FREDEJUSO. Ahí un amigo de Fernando, que se conocieron en una expedición al Machu Picchu. En el 97 son las elecciones, nosotros ya estábamos en el FREPASO pero reivindicando al peronismo y pusimos una solicitada: venimos con la marcha, la foto del General y los atributos del peronismo. Después del FREPASO fuimos a la Alianza, siempre desbarrancando. En 2001 hablaban de que en nuestro grupo solo quedábamos 10. Tomamos contacto con quien Kirchner decidió como armador. A Kirchner le gustó mucho la Universidad de San Martín y después fue al Concejo, donde lo atendió el bloque. Y así empezamos con el kirchnerismo.

¿Qué características tiene? Moreira tiene una carrera anterior a Katopodis, y en los últimos años estuvieron juntos.

No tiene nada que envidiarle a Katopodis, con su impronta. Tengo alta estima por Katopodis como funcionario. Fue el mejor intendente de la democracia. Se las arregló para hacer muchas obras. En 30 años dirán: «Esto lo hizo Katopodis». Quedan los ladrillos que construye. Y lo hizo con los recursos municipales. Los gobiernos que tuvo que atravesar, no tenía ninguno a favor. Recién en este.

¿Vos le pusiste «Pestaña» a Moreira?

No. Un día fuimos a comer al restaurante «Marcelo». Marcelo saludaba, hacía relaciones públicas, y lo conocía. «Marcelo» era mi segundo hogar. Le pregunto de dónde lo conocía a Moreira. Me dijo que cuando era chico, le decían «Pestaña» porque tenía pestañas muy largas. Le agradecí por el dato (risas).

Moreira no se calienta por nada, por momentos pareciera que no tiene sangre.

Tiene sangre. No pidan que sea un Katopodis bis, será con su impronta. Es muy inteligente, aprendió mucho de política. Todos dicen que soy el inventor. Son mentiras. Fui su compañero de ruta en una parte. Es un político de la cabeza a los piés. Le tengo una fe bárbara. Un día me dijo que Katopodis se levantaba a las 6, la despertaba a la señora y le daba un mate, y se iba caminando. No se si eso lo hará. No son gemelos. Cada uno tiene su impronta. Por algo fue el álter ego. La eficacia no creo que merme en nada.





Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *