Con los ojos abiertos: Escalofriante error en Chacabuco con una mujer que dieron por muerta


Una anciana de 85 años que padece de leucemia fue dada por muerta en el Hospital municipal del Carmen de Chacabuco, pero cuando fue trasladada a la casa funereria descubrieron allí que estaba con vida.

Personal constató que el cuerpo que ya estaba en el cajón, respiraba y tenía los ojos abiertos. Ante esta situación, se llaóo a una ambulancia que la trasladó de nuevo al centro de salud.

Gladys Olivetto, hija de la mujer, comentó: “Mi mamá hace cinco meses que padece una leucemia. Ayer (jueves) cerca de las 16:30, se descompensó y quedó sin signos vitales. Le sacaron el suero y todas las cosas que tenía conectadas y a las 19:00 nos dijeron que había fallecido”.

En diálogo con Chacabuco en red, continuó: “A las 22:00 hs. vinieron de la cochería, se la llevaron y nos dieron la sala velatoria. Al rato, uno de los muchachos de la cochería nos llama, ella ya estaba en el cajón, y me dicen que ella estaba viva. Le tocaban el estómago y ella respiraba, obviamente con dificultad”.

Gladys, agregó: “Yo quedé impactada, me parece un cuento, una película. Ahora mi mamá está estable, aunque obviamente está en agonía, en su momento crítico. Estamos a la espera de hablar con los médicos o los directivos del hospital, para que nos den explicación. El director pasó dos veces y yo le dije que la yugular se le movía, como a las 19:00hs, pero me dijeron que el cuerpo queda así”

“Uno no tiene el conocimiento de un médico, pero me parecen que ellos tienen que prestar más atención, no es fácil ver a tu mamá en el cajón y ver que está con los ojos abiertos, eso lo vi con mi hijo, fue impactante. Cuando la sacaron por el pasillo de la casa velatoria, la gente se impactó porque en ese momento había dos velorios”, dijo.

Por último el municipio de Chacabuco confirmó los hechos en un comunicado y anunció que todo la información de lo sucedido fue puesta a disposición de los asesores letrados. Dos médicos son los involucrados, uno que constató la supuesta muerte y el que firmó el certificado de defunción.





Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *